Como lo expresamos en nuestra Política de Prohibición de Violencia e Intimidación, tenemos un compromiso sólido para con el respeto y la protección de los derechos humanos dentro de nuestro ambiente de trabajo. Como parte de este compromiso, en febrero, REPSA contrató a un consultor internacional para llevar a cabo una evaluación en los temas de seguridad y derechos humanos, que incluyó un análisis exhaustivo de nuestra política y procedimientos relacionados con el accionar de la fuerza privada de seguridad. Además, incluyo un análisis de la conformidad de la fuerza de seguridad y nuestras operaciones con las mejores prácticas nacionales e internacionales, como el Estándar PS 4 del Banco Mundial y los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos (PVSDH). Finalmente, el diagnóstico brindó recomendaciones clave para el desarrollo de políticas adicionales, procedimientos e iniciativas de fortalecimiento de capacidad para el personal de REPSA, con el objetivo de asegurar operaciones continuas y exitosas en el futuro.

 

Entre las principales recomendaciones de la evaluación, REPSA está considerando lo siguiente para su potencial implementación:

– El desarrollo e implementación de una Política de Seguridad y Derechos Humanos

– Alineamiento con el Estándar PS 4 del Banco Mundial (PS4) y con los Principios Voluntarios para la Seguridad y los Derechos Humanos (PVSDH)

– Un programa de relacionamiento con la Seguridad Pública local para abordar las expectativas de los aspectos relevantes de los PVSDH

– Llevar a cabo un Taller de Evaluación de Riesgos para capacitar a los gerentes de REPSA en el proceso de evaluación de los riesgos mismos.

– Un programa de capacitación y educación para el personal de REPSA que responda a las expectativas enumeradas en los PVSDH y a los riesgos identificados en el taller

– Desarrollo e implementación de la estrategia de seguridad de REPSA y su respectivo Plan de Gestión de la Seguridad

– Mejorar el programa de entrenamiento para los guardias de seguridad. 

Esta evaluación es una clara evidencia de nuestro compromiso con la mejora continua de nuestro ambiente de trabajo a través de la implementación de recomendaciones clave de seguridad y derechos humanos que son aceptadas como las mejores prácticas de la industria. En nuestros informes de progreso futuro, y una vez que decidamos sobre la implementación de estas potenciales recomendaciones, REPSA estará proporcionando actualizaciones específicas.