En la década de los 70s a los 80s la industria del algodón era conocida como el “Rey de los cultivos”, y era una actividad económica de alta relevancia en Guatemala y Centro América. Pero a finales de los 80s esta industria entró en crisis, producto de la caída de los precios mundiales, incremento del costo de los insumos y los rendimientos variables en la producción.

En Guatemala también ocurría un cambio en su historia política, donde por primera ocasión se daba que el presidente electo no pertenecía al sector militar. En el año de 1986 toma poder el Presidente Vinicio Cerezo, y se inicia la era llamada la democracia moderna.

Es justo durante este gobierno, en el año 1988 donde se registra formalmente la siembra de palma de aceite en la costa sur, en áreas antes destinadas al cultivo de algodón. Aunque es hasta 1991 y 1992 donde se registran las primeras cosechas del fruto de la palma de aceite, siendo el Grupo detrás de REPSA el pionero en esta agroindustria a nivel nacional.

En Sayaxché, Petén nuestro grupo es pionero en la agroindustria de la palma, iniciando la plantación en el año 1999. A la fecha se estima que el área total de plantaciones de palma de aceite en todo Sayaxché es de alrededor de 48,000 hectáreas ocupando menos del 1% del departamento de Petén. Ssin duda, el cultivo de la palma es el mayor generador de empleos y el principal motor de desarrollo de la economía del departamento.

En el año 2008, se funda la Gremial de Palmicultores de Guatemala (GREPALMA), como una asociación civil no lucrativa, visualizando en el cultivo de la palma de aceite una opción viable para contribuir con el desarrollo del país.

El cultivo formal de la palma de aceite ha ido creciendo en el país desde sus inicios en los años 90, y ha mostrado ser un ejemplo de cadena productiva que impulsa el desarrollo rural , generando fuentes de empleo digno. A nivel nacional, la industria de la palma de aceite contribuye con al menos 20 mil empleos directos y más de 102 mil empleos indirectos, lo que ha favorecido focos de desarrollo en las comunidades vecinas a las plantaciones según, de acuerdo a GREPALMA.